Madre soltera acepta vender su cuerpo en la trastienda

0 visitas
|

Esta madre soltera fue a la tienda de segunda mano porque se había quedado en el paro, y necesitaba vender algunos objetos para poder pagar el alquiler del mes. No le daban el precio que pedía y le faltaban todavía trescientos euros, así que el pervertido dependiente le ofreció a esa tetona madura la opción de practicar sexo en la trastienda para ganarse un extra.