La novia infiel quiere comerse su última polla antes de la boda

0 visitas
|

Esta novia cuarentona había sido infiel a su futuro marido muchas veces en los cinco años que llevaban saliendo, y se prometió que después de la boda ya no lo volvería a hacer más para centrarse en su marido. Eso sí, para despedirse de su soltería el día de la boda cogió a uno de los invitados y le hizo una última mamada con el traje de novia puesto para acabar con toda la cara llena de semen.