La gorda quiere otra ronda antes de irse a trabajar

0 visitas
|

Esta gorda cuarentona lleva dos semanas saliendo con su nuevo novio, y como había estado varios años sin pareja ahora quería recuperar como fuera  todo el tiempo perdido. No se conformaba con follar cada día antes de irse a trabajar, sino que la insaciable madura ponía el despertador cada mañana media hora antes para poder echar dos polvos seguidos sin llegar tarde a la oficina.