La gorda morena quería practicar sexo anal en la reunión

0 visitas
|

El nuevo becario de la oficina tenía que acabar de redactar un informe por la tarde en su casa, y su compañera de trabajo se ofreció a ayudarle para que pudiera acabarlo lo antes posible. Pero en realidad esa gorda viciosa sólo podía pensar en cabalgar encima de su polla, y no paró de meterle mano hasta conseguir que aquel hombre le reventara todos los agujeros de su cuerpo antes de correrse en su culo.