La ejecutiva morena necesita relajarse con una polla

0 visitas
|

Los viajes de trabajo de una ejecutiva son siempre muy aburridos, y por eso esta morena siempre se lleva con ella un vibrador para pasar la noche de una forma más divertida. Cuando se dio cuenta de que se lo había dejado en casa una amiga le tuvo que pasar el teléfono de un chico de compañía, que acudió a su llamada desesperada para darle la ración de polla que necesitaba en esa fría habitación de hotel.