La amiga gorda de su madre necesita un buen revolcón

0 visitas
|

Una amiga de su madre vivía en la misma escalera y sabía que se había quedado solo en casa, así que le trajo comida casera para que no tuviera que cocinar. Pero esa gorda viciosa quería algo más que ayudarlo en las tareas del hogar, y se lanzó encima de él para poner su enorme culo encima de su polla y cabalgar hasta quedarse sin fuerzas.