La amiga de mi madre cabalga como una yegua en celo

0 visitas
|

Las amigas de mi madre se reúnen en casa cada semana para tomar un café, y me enteré de que la única de ellas que estaba realmente buena se había separado de su marido hace pocos meses. Esa increíble morena necesitaba que alguien le echara un buen polvo, y yo me ofrecí voluntario para darle todo el sexo sin compromiso que ella quisiera.