Chica atrevida se extralimita masajeando a la madrastra

0 visitas
|

Al principio la madre ni se imagina lo que va a suceder cuando le pide a la hijastra que ponga en práctica los conocimientos obtenidos en el cursillo de masajes que ha hecho. La madura se tumba como en cualquier consulta, desnuda y con la toalla cubriendo sus partes. Pero las manos de la jovencita se deslizan con suavidad por todo su cuerpo y hace estremecer el chochito de la madura que sucumbe ante los encantos de la traviesa chica.